Inicio » Todas las entradas del portal » Material Educativo » Educación Secundaria » Ciencias Sociales de Secundaria » La Revolución Mexicana de 1910

La Revolución Mexicana de 1910

La Revolución Mexicana de 1910

En Argentina y América Latina las cosas eran muy distintas respecto a Europa, ya que los países latinoamericanos se integraron al mercado mundial como productores de materias primas. En esos momentos surgieron las oligarquías, que eran grupos de poder pequeños en número, pero gigantes en poder socioeconómico. Estas oligarquías impulsaban la modernización de sus países ya que esto favorecía sus negocios, pero también fomentaban la dependencia de sus países a las potencias extranjeras. Estos regímenes en cuanto a lo político excluyeron a las mayorías con el uso del fraude y gobernaron para sus propios intereses haciendo del Estado una especie de oficina de sus negocios familiares y personales.
Pero las luchas de resistencia de los movimientos obreros y campesinos fueron muchas y empezaron a rendir sus frutos a principios de siglo XX, teniendo su epicentro más radical en México, en donde en 1910 estallo una revolución.
En el país latino ubicado más al norte de América era gobernado por el régimen oligárquico de Porfirio Diaz, desde 1877, y si bien modernizó la economía y la sociedad mexicana, pero generando una gran dependencia de poderes extranjeros. Por otra parte, con el “porfiriato”, nombre que se le dio al periodo de gobierno de Diaz, se profundizo la concentración de tierras en pocas manos lo que llevó a una generalización de levantamientos campesinos e indígenas que fueron brutalmente reprimidos ante el silencio de liberales y conservadores ya que ambos se veían beneficiados por el régimen.

Pero hacia comienzos del siglo XX surgió una oposición política que venía de parte de los liberales de la élite quienes, junto a los sectores medios que estaban excluidos del poder al igual que obreros y campesinos, dijeron basta y se organizaron para reemplazar a Diaz.

Para 1910 Porfirio Díaz tenía entonces 80ª años de edad e intentaba reelegirse una vez más como presidente, recordemos que el fraude electoral permitía que la decisión sobre quien iba a comandar los países sea tomada por grupos muy pequeños de la élite oligárquica, pero esa vez fue distinto y sectores disidentes de esa Elite, apoyados en las clases medias que se habían desarrollado con el crecimiento de las grandes ciudades, presentaron un nuevo candidato: un magnate liberal llamado Francisco Madero que era el dueño de una de las 10 mayores fortunas mexicanas de entonces, quien fue encarcelado por Diaz cuando intento postularse.

Sin oposición formal en las elecciones Porfirio Diaz fue reelegido con fraude y mientras tanto Madero huyo de la prisión y se organizó en EEUU para realizar un asalto armado y sacar a Diaz del poder, para ello busco la alianza de los sectores campesinos prometiendo devolverle las tierras que les habían sacado. De esta forma estallo la revolución campesina de la cual emergieron las figuras de Pancho Villa al norte y Emiliano Zapata al sur. Los revolucionarios vencieron a las tropas de Diaz y expropiaron tierras extendiéndose a todo el país, al ver que la revolución campesina podía triunfar y convertirse en revolución social, Diaz decidió pactar con Madero y le propuso en los tratados de Ciudad Juárez renunciar y llamar a elecciones. Estas fueron ganadas por Madero, quien traicionó a los campesinos ya que no dio respuestas a los pedidos populares, por lo que los rebeldes se negaron a bajar las armas y extendieron aún más la revolución con los indígenas recuperando sus tierras comunales, invadiendo haciendas y cultivándolas. La revolución ya había alcanzado a todo México y Zapata lanzaba el Plan de Ayala en el que pedía la restitución de tierras a los campesinos y se oponía formalmente a Madero.

Ante la incapacidad de Madero para poner orden y vencer a los rebeldes las élites oligárquicas se reunieron en la embajada de EEUU y planificaron en 1913 un golpe de Estado en el que Victoriano Huerta, apoyado por las élites y EEUU, tomó el poder asesinando a Madero e instaurando una dictadura. Así comenzó una etapa de radicalización de la revolución en la que apareció la figura de Venustiano Carranza, un terrateniente ex porfirista quien al igual que los movimientos campesinos se opuso a Huerta encabezando el constitucionalismo, llamado así por oponerse a la ruptura del orden constitucional de Huerta.

Para poder enfrentar a Huerta, Carranza lanzó el Plan de Guadalupe atrayendo a Villa y a otros líderes del momento, los sectores más radicales querían incluir reformas sociales en el plan, pero Carranza priorizaba ganar la guerra contra Huerta primero. Finalmente se derrotó a Huerta con Villa como uno de los líderes más efectivos y se llamó a la convención de Aguascalientes en 1914 en la que participaron todos los grupos revolucionarios, Allí se aprobó el Plan de Ayala propuesto por Zapata para la repartición de tierras y surgió un gobierno campesino que le quitó a Carranza el título de primer jefe de la revolución.
Revolucion-mexicana

El nuevo gobierno campesino de la convención fue desconocido por Carranza y Obregón, un ex líder maderista, y entonces con apoyo de EEUU tomaron la capital y pusieron a los ejércitos campesinos a la defensiva empujándolos hacia la zona de Morelos y quedando México con dos gobiernos en los hechos. Allí el gobierno de la convención aprobó una amplia legislación que incluía repartición de tierras, sufragio universal, emancipación de la mujer, ley de divorcio, prohibición de los monopolios privados y derecho a huelgas entre otras cosas muy avanzadas para la época. El gobierno zapatista estuvo bien organizado realizó un ordenado reparto de tierras y ocupó los ingenios azucareros poniéndolos bajo control obrero, pero ese desafío al capitalismo tenía un precio y debía constantemente enfrentarse al poder de Madero que contaba con el apoyo extranjero. Las tropas zapatistas contaban con pocas armas, municiones y dinero lo que las obligaba a optar por el método defensivo de la guerrilla, ya que en las batallas abiertas estaban en clara desventaja, por eso atacaban y se disolvían entre la población que las protegía. Ante esta molestia que significaba Zapata, Huerta lo mandó a matar a traición en 1919, pero el movimiento continuo vivo sin su jefe.

Por otra parte, para ganar Carranza había incorporado algunas reformas sociales al plan de Guadalupe y mandó a Obregón que logró pactar con los sindicatos obreros, de esta forma debilito a Pancho Villa y Obregón terminó venciéndolo militarmente en 1915, Villa se replegó, pero siguió luchando. Con la derrota campesina Carranza llamó al congreso de Querétaro para aprobar una constitución moderada, pero Villa atacó Estados Unidos en respuesta al apoyo que este brindaba a Carranza, nota aparte hay que decir que el ataque e Villa a Columbus fue la única invasión extranjera al territorio continental norteamericano de la historia, en respuesta a esto los estados unidos mandaron una misión que puso entre la espada y la pared a Carranza: si dejaba pasar al ejército norteamericano se ganaba el odio popular, si actuaba podía ir a una guerra abierta con EEUU. Decidió cerrarles el paso sin disparar, pese a eso parte del pueblo e incluso algunos de sus soldados atacaron a los invasores al grito de “Viva Villa”, en ese contexto de la primera guerra mundial los EEUU optaron por retirarse, pero Madero debilitado en ese clima de agitación antiimperialista aceptó una constitución, que para 1917 era la más progresista de Latinoamérica hasta ese momento, reconociendo tierras a los campesinos, la soberanía del subsuelo y varios derechos sociales.

Las discusiones continúan al día de hoy sobre si la revolución mexicana terminó en un triunfo o en una derrota de los sectores populares. Lo cierto que, si bien Zapata y Villa fueron asesinados y la desigualdad en México y Latinoamérica continua al día de hoy, la experiencia de la revolución mexicana pasó a formar parte de la experiencia de los pueblos en lucha por su emancipación, ellos sabrán sacar conclusiones sobre qué cosas son convenientes tomar y cuales rechazar de la experiencia mexicana. En esos tiempos las experiencias revolucionarias y reaccionarias, imperialistas y antiimperialistas, estaban a la orden del día, la primera guerra mundial y la revolución rusa son ejemplo de esto, pero estas experiencias las veremos en otro momento.

Actividad:

1 – Explica con tus palabras la revolución mexicana en menos de 10 renglones.
IMPORTANTE: Es fundamental cumplir la consigna de no cortar y pegar, copiar textual o resumir. Expliquen con sus palabras lo que entiendan.
Califica nuestro contenido para ayudarnos a crecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *