Inicio » Todas las entradas del portal » 11 S un día para la historia

11 S un día para la historia

11 S un día para la historia

Si entraste aquí pensando que íbamos a hablar exclusivamente del atentado a las torres gemelas sucedido en el año 2001 creo que la hipótesis de este escrito empieza a verificarse.

Si hay un día que sirve para explicar las paradojas de la historia es justamente el 11 de septiembre, esto se debe a que en un mismo día calendario coinciden 3 hechos históricos significativos. El primero si bien nace como una conmemoración panamericana ha quedado reducido a un día que se festeja en Argentina, que es el día del maestro. En este caso el día se festeja en base a la conmemoración de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento. Y aquí tenemos la primera paradoja a desarrollar ya que la figura de Sarmiento es altamente discutible como un espejo en el cual reflejarse a la hora de ejercer la docencia.

Sarmiento el padre de una educación “universal”, pero con derecho de admisión.

Por supuesto que el llamado “padre del aula” tuvo gran influencia en la “universalización” de la educación que hasta entonces era solo para los hombres de las elites y estaba en manos de la iglesia católica. Pero también es cierto que esa pretendida universalización estaba pensada desde la lógica de civilización y barbarie. Por eso ese avance que consistía en que las mujeres de entonces empezaran a acceder a la educación, se veía reducido a que ese derecho sea solo para las mujeres que quisieran civilizarse. La educación pública de Sarmiento no estaba al alcance de mujeres y hombres aborígenes o gauchos, para ellos “el padre del aula” prefería las balas.

La educación publica fue un gran avance entonces, pero analizada desde la actualidad debemos repensar que fines perseguía ese derecho. Alguno me dirá que hay que analizar a Sarmiento en su época, pero la historia es un acto del presente y se analiza desde el presente. Y cabe mencionar que hay avances que en otras épocas históricas parecen perfectos y colosales que analizados en el tiempo empiezan a tener demasiadas grietas, si no fuera así deberíamos defender la explotación laboral que surge del capitalismo en nombre de que alguna vez la esclavitud como sistema fue peor.

Pero volviendo a Sarmiento podemos analizar como algo progresivo que haya elegido maestras sacando a las mujeres del hogar e insertándolas en el mundo laboral. En palabras de la historiadora María Luz Ayuso: “Se estaba pensando en la continuidad que tenían las mujeres en el cuidado de los niños respecto a la crianza, pero al mismo tiempo se está sacando a la mujer de ese espacio donde estaba confinada, que era el espacio doméstico, para ubicarlas en el espacio público, que solía ser exclusivamente para los varones” y debemos agregar un hecho no menor que sean mujeres hacia la fuerza de trabajo menos costosa.

Por todo esto deberíamos repensar a Sarmiento y discutir si no necesitamos nuevos ejemplos en los cuales reflejarnos, yo tengo elegido el mío: Carlos Fuentealba. Pero sea como fuera el 11 de septiembre se festeja el día del maestro en Argentina y esto me recuerda que justamente hace unos días se volvió a fomentar desde los medios masivos de comunicación la discusión sobre el adoctrinamiento docente. ¿y que tiene que ver esto con el 11 de septiembre se estarán preguntando ustedes?

Dos 11 de septiembre, un repudio y un olvido.

Paso a explicar este brete en el que me metí. Resulta que desde aquellos medios de comunicación que dicen ser objetivos y ecuánimes se exige a los docentes la imposible tarea de enseñar sin ideología. Ya he explicado en distintas circunstancias la imposibilidad de educar sin ideología y mi postura sobre que lo correcto es no solo hacerse cargo de la misma, sino también decir desde que lugar uno enseña para no crear una falsa impresión de dueño de la verdad absoluta. Lo paradójico de esto es que esos medios supuestamente ecuánimes y sin ideología propia han tenido este 11 de septiembre una clara postura ideológica ¿por qué? Para explicar esto debemos recordar que como les dije al comienzo existen dos hechos históricos mundiales muy importantes que sucedieron un 11 de septiembre y debemos analizarlos.

La gravedad de los hechos y el constante bombardeo mediático e imperialista sobre el mismo hace que todos ustedes conozcan lo que paso el 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos de América, la caída de las torres gemelas tras un atentado con dos aviones. Pero quizá lo que no todos ustedes conocen es que exactamente 28 años antes, el 11 de septiembre de 1973 se producía un golpe de estado en Chile en el cual era asesinado el presidente socialista Salvador Allende quien había sido elegido democráticamente.

Luego de la caída de las torres en donde murieron miles de personas los Estados Unidos declararon la guerra al terrorismo y dos años después invadieron Irak con la excusa de que tenía unas cuantas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron. Irak no solo tenía en el gobierno al dictador Sadam Hussein, quien le daba la excusa perfecta a Estados Unidos para su propaganda de lucha por la libertad, lucha que por cierto olvidó cuando Hussein ya siendo dictador era su aliado contra de la Unión Soviética; sino que Irak además tenia en su territorio mucho petróleo.

El resultado de aquel fatídico 11 de septiembre de 2001 fue el de muchos estadounidense y latinos que trabajaban allí muertos en las caídas de las torres, y el resultado que se vio tras la decisión de iniciar la guerra que fue la de muchísima cantidad de iraquíes muertos entre la invasión y la ocupación. También quedaron muchas dudas sobre los cómo y los porqués del propio atentado. Por cierto, respecto a estas dudas de las que hablamos, de los cientos de documentales que hay les recomiendo Fahrenheit 9/11 de Michael Moore.

Bien, ¿Y qué pasó luego del golpe de estado de 1973? Luego de la caída y asesinato de Allende, quien se negó a entregar el poder a los militares, empezó una férrea dictadura de más de 16 años en los que los fusilamientos, las desapariciones y los exilios estuvieron a la orden del día. El régimen de Pinochet se caracterizo por el autoritarismo de extrema derecha que se regia por principios como la prohibición de los partidos políticos y sindicatos, el anticomunismo, la falta de libertad de expresión y la disolución del congreso. Los cambios económicos, sociales y culturales fueron muy fuertes produciendo una brecha socioeconómica cada vez más grande fruto de las medidas neoliberales en la economía, y un llamado apagón cultural como consecuencia de la censura y la represión. ¿y saben por quien fue apoyado tanto el golpe de Estado como el régimen posterior?

Paradójicamente fue apoyado por el supuesto paladín de la libertad: Estados Unidos. Según escribe en su libro “The Last Two Years of Salvador Allende” Nathaniel Davis, quien fuera embajador de Estados Unidos en Chile entre 1971 y 1973, Nixon no estaba dispuesto a aceptar la “vía chilena al socialismo” por eso ya en 1970 intento impedir que Allende ganara las elecciones con la CIA quien en conjunto con golpistas locales hacían operaciones para impedir que asumiera Allende. Pero una vez ganada la elección por los socialistas se inició una segunda fase que culminó con el golpe del 11 de septiembre que sirvió para frenar el “efecto de demostración” de una vía pacifica al socialismo que pudiera contagiar a toda la región.

Los medios y la historia

Lo primero que hay que observar a la hora de analizar mediáticamente estos dos hechos históricos es como fueron reflejados en su momento por los medios de nuestro país. En el caso del atentado a las torres gemelas vemos que para Clarín fue “El día del terror”, mientras que para La Nación era una "Alerta mundial por el más grave atentado de la historia”. Luego de estas tapas en los días siguientes ya empezarían a hablar de la guerra.

En cambio, para 1973 Clarín, quien en esas épocas estaba editorialmente más cercano al desarrollismo de Frondizi, tuvo como título más llamativo un “Se mató Allende” pero acompañado con letra grande de “Golpe militar en Chile”, mientras que en La Nación el titulo era bastante más en línea con la ideología del diario: “Triunfó la revolución en chile y ha muerto Salvador Allende”. Luego en días posteriores se hablo de la lucha en el país trasandino y se discutió si Allende se había suicidado o lo habían matado.

Pero mas allá de las posturas sobre el golpe en Chile, algunas mas de denuncia y otras de total acuerdo con el golpe y de posturas mancomunadas en cuanto al atentado a las torres gemelas, como hemos dicho la historia es un hecho del presente y con el paso del tiempo se pueden ir analizando las consecuencias que precedieron a hechos puntuales que son muy difíciles de medir en tiempo real. Esto podría llevarnos a que con el paso del tiempo y a la luz de los acontecimientos, las causas y las consecuencias de cada uno de estos hechos, los medios puedan hoy en día repudiar el golpe de Estado de Chile de la misma forma que repudiaron el atentado de las torres en su momento. Es decir, si realmente su fin fuera informar lo más objetivamente posible, podríamos darle a los medios el tiempo de poder aprender, pero…

Este sábado 11 de septiembre entre al Instagram de nuestro portal educativo en donde sigo varios medios de comunicación y me llamó la atención que entre alguna que otra conmemoración sobre Sarmiento y el día de los maestros había muchas, pero muchas placas sobre cosas referidas al atentado a las torres gemelas y ninguna sobre el aniversario del golpe de Estado en Chile. Bueno dije, hay algunos diarios con claras posturas que al parecer no tienen ganas de aprender, ni ganas de recordar golpes de Estado de derecha. Pero ni siquiera Pagina 12, medio supuestamente progresista, recordaba el golpe de Pinochet. Quizá alguna notita escondida en las paginas de estos medios haya sobre el golpe chileno, pero no es casual que en Instagram, una red social que utiliza mucho la juventud, hayan decidido solo hablar del atentado a las torres y no del atentado a la democracia. ¿Por qué es esto?

La realidad se puede tapar o hacer tapa

Buscando una respuesta fue entonces que recordé mi hipótesis sobre el porque tanto ensañamiento de los medios con aquellos docentes que no aceptamos que la docencia se limite a enseñar a leer, escribir, sumar y restar y que queremos fomentar un pensamiento crítico. Su gran bronca con los docentes a los que la ministra Acuña cataloga como ideologizados, es que son una traba para sus planes de adoctrinamiento y formación de opinión. Hoy para el poder la escuela ya no es más un ente adoctrinador efectivo, si bien mantiene cosas como los horarios y algunas doctrinas patrióticas, también puede dar herramientas para que se pueda elaborar pensamiento crítico en un mundo hiper comunicado y veloz en el que los medios te dan todo el pensamiento ideológico ya masticado, y nada más efectivo que esto a la hora de adoctrinar.

Es paradójico que medios que hablan de defender la libertad de expresión, la república y la democracia solo muestren la foto de la barbarie en el ataque a las torres, que por cierto fue un acto terrible con consecuencias terribles para muchos, menos para esos sectores del poder que se aprovecharon del mismo y que paradójicamente son los mismos que apoyaron el terrible acto contra la democracia latinoamericana del cual los medios eligen no mostrar la foto. Los medios desde su ideología nos dicen que está bien y que está mal para luego en nombre de la verdad y la objetividad mostrarnos solo lo que les conviene.

En definitiva, al final de cuentas no se sabe si aquella publicidad de Clarín que reza “la realidad se puede tapar o hacer tapa” no termina siendo en realidad una confesión de partes…

Material Realizado y aportado por:

Profesor Diego A. Bouquet

Más de 10 años de trabajo en la educación pública. Titulo de profesor de historia con trayecto en ciencias sociales y técnico mecánico. Diplomado en prevención de consumos problemáticos en la U.S.I. Generador de contenido educativo audiovisual en YouTube. Creador y administrador de esta página.

Califica nuestro contenido para ayudarnos a crecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *