Ir al contenido
Inicio » Todas las entradas del portal » Género, sexualidad y anticoncepción entre la edad media y el comienzo de la modernidad

Género, sexualidad y anticoncepción entre la edad media y el comienzo de la modernidad

Género, sexualidad y anticoncepción entre la edad media y el comienzo de la modernidad

Así como la ciencia fue avanzando a través de la historia de la humanidad, tanto la sexualidad humana como los métodos utilizados por las personas ante la necesidad de tener relaciones sexuales sin el fin único de procrear fueron también mutando. Por otra parte, la percepción sobre el rol de cada género en las prácticas sexuales también fue variando. Si bien hay textos que hablan el tema que tienen aproximadamente 5000 años de antigüedad nosotros vamos a acotar el tema a la edad media y el comienzo de la modernidad. Veamos…

La consideración de la mujer y la homosexualidad en la edad media

La sociedad medieval era plenamente machista y misógina al punto de que los católicos del siglo V sostenían que la mujer no tenía espíritu moral y se preguntaban si “la hembra de nuestra especie era humana”.

El nivel de misoginia que se manejaba en los claustros religiosos llega a tal extremo en el siglo X que un religioso llamado Odón de Cluny con el fin de intentar alejar a los monjes de sus deseos hacia el sexo opuesto les dijo que "La belleza del cuerpo sólo reside en la piel. En efecto, si los hombres vieran lo que hay debajo de la piel, la visión de las mujeres les daría náuseas... Puesto que ni con la punta de los dedos toleraríamos tocar un escupitajo o un excremento ¿cómo podemos desear abrazar este saco de heces?” se preguntó.

Estas bestialidades que partían de los religiosos llegaban al pueblo que las reproducía muchas veces en forma de creencias populares. Una de las más absurdas decía que si se plantaban pelos de una mujer que esté menstruando en bosta y se lo ponía al sol nacía una enorme y despreciable serpiente.

En el medioevo se sabe que se quería a la mujer calladita, incluso debían seguir reglas para hablar en su propio hogar. Según estas reglas las mujeres sólo podían hablar en caso de extrema necesidad y se debían dirigir humildemente al cónyuge o a los padres. Por otra parte, por supuesto se les negó también la palabra escrita, al punto que un tal Felipe de Novara afirmaba en una de sus obras que “la mujer no debe aspirar ni a leer ni a escribir, sino a convertirse en monja, porque muchos son los males que han derivado del leer y el escribir de las mujeres.” Lo que se dice un deconstruido este Felipe ¿no?…

En cuanto a los castigos que sufrían hombres ante delitos machista hay que decir por ejemplo en España en 1184 existían multas, aunque irrisorias, para el hombre que tomara a una mujer de los pelos, que cortara las faldas o los pechos de una mujer y también para el que las asesinara.

En cuanto a los castigos que sufrían hombres ante delitos machista hay que decir por ejemplo en España en 1184 existían multas, aunque irrisorias, para el hombre que tomara a una mujer de los pelos, que cortara las faldas o los pechos de una mujer y también para el que las asesinara.

Por otra parte, las mujeres adulteras podían ser denunciadas solo por los varones de su familia y eran castigadas, pero quienes la pasaban mucho peor eran los homosexuales a quienes cualquier persona del pueblo podía ponerlos ante la ley si sospechaban su homosexualidad. Lo más grave es que si se les probaban prácticas homosexuales eran ejecutados y solo podían salvarse si eran menores de 14 años, pues ser los consideraba no responsables de sus actos.

En resumen, matar una mujer se arreglaba con multas menores mientras que ser homosexual se pagaba con la muerte.

Las relaciones sexuales en la edad media.

La sexualidad humana es tan antigua como el propio ser humano. Pero el concepto que se tuvo y se tiene de la misma ha ido cambiando con el tiempo y según los preceptos morales de cada pueblo. En la Edad Media el terrible peso de la iglesia católica hacía que la sexualidad solamente sea vista como una vía hacia la procreación y se castigaba como practica placentera.

En lo que se llamó las edades oscuras medievales, que es un periodo que llega hasta el año 1000 aproximadamente, el sexo realizado con sentimiento y no solo para procrear era un pecado que podía recibir penas severas, por el contrario, los sacerdotes establecieron que el sexo con prostitutas, las orgias o las violaciones no constituían una ofensa seria a la moral. Por si no se entiende lo pasamos en limpio: una violación no era una falta moral, el sexo placentero con una pareja sí.

Dentro de estas mismas edades oscuras que mencionamos había reglas muy estrictas para la práctica sexual dentro del matrimonio cristiano. Para empezar por supuesto que el sexo oral y el anal eran pecados mortales castigados con extrema severidad, recordemos que el único fin sexual era la procreación.

Cabe mencionar que aun de las relaciones que consideraban “sanas” también existían varias normas a seguir. En primer lugar, el coito debía realizarse siempre en la postura que consideraban “natural”, es decir con el hombre arriba ejerciendo dominio sobre la mujer que debía permanecer debajo en actitud sumisa. A esto hay que agregarle que se debían reprimir los deseos, las fantasías, las caricias y los tocamientos que se consideraban innecesarios en el fin de procrear. Por último, jamás se podían tener relaciones durante la menstruación ni durante la penitencia en sábados, miércoles, viernes y días festivos.

Los métodos anticonceptivos: entre la creencia y el avance científico.

El concepto de prevención del embarazo existía ya en la mayoría de las sociedades primitivas y encontramos en un texto chino del 2700 a.C. una prescripción anticonceptiva que probablemente sea la más antigua de la que se tiene noticia, aunque esta prescripción médica técnicamente está mal llamada “de anticoncepción” ya que consistía en un abortivo.

Los métodos fueron variando, entre ellos encontramos por ejemplo peligrosas creencias como las de los griegos que hacían beber a las mujeres el agua que los herreros usaban para enfriar los metales. Resulta que la eficacia se encontraba en que el plomo las dejaba estériles o las mataba y por eso no quedaban embarazadas. Otros métodos tenían sustentos más científicos como los de los romanos que contribuyeron al desarrollo de los anticonceptivos utilizando las vejigas de cabra a modo de condones.

Pero llegado el medioevo, y si bien los médicos conocían los anticonceptivos utilizados por griegos, romanos y árabes, el poder de la iglesia católica y su idea de la sexualidad solo como practica para procrear llevo a un retroceso en el ámbito anticonceptivo. Para entender el peso que tenía la Iglesia entonces cabe mencionar que los matrimonios que abortaban eran enviados directo a la hoguera. Fue entonces que en la Europa medieval se extendieron popularmente métodos basados en las creencias, principalmente amuletos. Por ejemplo, se creía que atar los testículos de una comadreja en la pierna de la mujer evitaba su embarazo o que llevando especie de corona hecha con el ano de una liebre se evitaba la concepción.

Pese al retroceso que representaron las restricciones medievales el motor de la historia siguió avanzando y en 1564 Falopio, quien buscaba una protección frente a la sífilis, realizó la descripción de una vaina de lino destinada a cubrir el glande del pene. Este “pseudo preservativo” puede ser considerado como el comienzo del desarrollo de los anticonceptivos modernos. Pasarían varios años para que Wilde desarrollara el primer capuchón cervical en 1838 y que luego le siguieran métodos como el diafragma inventado por Hasse en 1880. Hoy existen varios métodos anticonceptivos y de cuidado ante las enfermedades de transmisión sexual, pero vos ¿los conoces?

Actividades propuestas:

1 – Realizá una explicación sobre el trato hacia la mujer y hacia la homosexualidad que existía en la en la edad media y comparalo con la actualidad. ¿por qué crees que existieron los cambios que hayas notado?
2 - Explica con tus palabras por qué motivo la Iglesia rechazaba el placer en las relaciones sexuales.
3 - Explicá que métodos anticonceptivos conoces en la actualidad. Averigua que porcentaje de efectividad tienen esos métodos.
4 – Debatí en clase los temas que te hayan llamado la atención del texto.
IMPORTANTE: Es fundamental cumplir la consigna de no copiar textual o resumir. Expliquen con sus palabras lo que entiendan.

Si querés podés bajar el material en PDF

File name : 15-ESP-N°7-Genero-sexualidad-y-anticoncepcion-entre-la-edad-media-y-el-comienzo-de-la-modernidad.pdf

Material Realizado y aportado por:

Profesor Diego A. Bouquet

Más de 10 años de trabajo en la educación pública. Titulo de profesor de historia con trayecto en ciencias sociales y técnico mecánico. Diplomado en prevención de consumos problemáticos en la U.S.I. Generador de contenido educativo audiovisual en YouTube. Creador y administrador de esta página.

Si te gusta el material compartilo en tus redes sociales

Califica nuestro contenido para ayudarnos a crecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *